La Educación al Revés: mi consejo para doña Katherine


Consejos de un apasionado por la educación Costarricense a la futura Ministra del MEP.

Desde hace un poco más de 12 años vivo la designación del Ministro o Ministra de Educación con una emoción e interés inusual. Yo soy educador de formación, fui profesor de primara y secundaria por 7 años, así que esta designación no era nada ajena para mi, pero desde los últimos años y gracias a mi trabajo directo en Fundación Gente (ahora Fundación Caricaco) me llegué a enamorar de manera profunda del MEP, su trabajo y su gente. No hay para mi, mayor responsabilidad y posibilidad de impacto dentro del país. El MEP junto con el IMAS y el INA son los motores de desarrollo, prosperidad y progreso social del país.

Katherine Muller-Marin

La última elección fue incluso aún más particular, el partido del cuál soy fundador participó y ganó las elecciones, y adicionalmente tuve la oportunidad de trabajar, asesorar y acompañar a diferentes candidatos y candidatas en la elaboración de planes de gobierno. Tuve el privilegio de brindar recomendaciones en desarrollo humano, gestión de políticas públicas, estado del Progreso Social en Costa Rica, y por supuesto aportar desde mi pasión: el área educativa.

Es por eso y con un poco de atrevimiento que decido escribir esta entrada, la que espero se de utilidad para las personas que guiarán el futuro educativo de nuestro amado país. El Ministerio y la educación costarricense requieren de manera urgente la implementación de dos grandes estrategias: 1- atacar y remediar los impactos del COVID en la comunidad educativa y 2- desarrollar un MEP enfocado en el estudiantado, y priorizando sus necesidades (no la de las oficinas centrales) en la ejecución. A esto le he llamado: La Educación Al Revés.

El modelo de la Educación al Revés.

La propuesta basada en mi experiencia y también el trabajo de don Roberto Artavia la colocó acá abajo.

No la voy a desglosar, pero si quisiera, además de las líneas de trabajo que se mencionan agregar 5 aspectos que luego de trabajar más de 12 años en estos temas pueden ser útiles:

  • El MEP está conformado por mucha gente especialista en educación capaz de realizar los cambios necesarios (si los dejan). No se requiere traer expertos internacionales a contar o definir lo que hay que hacer. Todo lo contrario hay que dejar, instrumentar y empoderar a los líderes dentro del todo organigrama MEP para que hagan su trabajo, y quitarles los obstáculos.
  • Olvídese de la gente de la academia (lo digo con mucho respeto) e intente armar un equipo con personas de confianza con capacidad comprobada para ejecutar y tomar decisiones. Necesitamos “doers” no especialistas pedagógicos con miles de papers publicados, sino gente dispuesta a trabajar y “batir barro”. He visto a PHDs en educación y administración pública de las mejores universidades del mundo simplemente quedar “congelados” al tratar de entender el organigrama del MEP.
  • Destruya la centralización de procesos en instancias -valga la redundancia- centrales del MEP, el enfoque debe nacer del centro educativo, de los docentes y directores que “bailan con la más fea”. La centralización solo ha traído desorden, frustración y burocracia extrema.
  • El DIEE no sirve, el modelo de juntas tampoco, en vez de intentar nuevas reformas intente buscar nuevos modelos de trabajo en esta área. Esta para mí es de las tareas más complicadas que tendrá.
  • APPs con el sector privado es la manera más eficiente de 1- entender los cuellos de botella y posibles soluciones de los problemas educativos de este país. 2- las APPs le permitirán de manera más urgente ejecutar y probar soluciones para los problemas más apremiantes del sistema de manera eficiente.

Este sin duda es uno de los retos más apasionantes que tiene nuestro país, espero que estas ideas y recomendación puedan ser de utilidad para doña Katherine y su equipo de trabajo en el MEP al que le deseamos el mayor de los éxitos.

Muchas gracias por aceptar este gran desafío.

Frank

Franklin Murillo is Global Network Director and Agenda 2030 lead at Social Progress Imperative where he facilitates collaboration with regional teams and local networks that translate Social Progress Index data into policy-oriented actions across the world. He leads the global expansion to scale the adoption of the Social Progress Index to equip government, business, and civic leaders with actionable insight on things that most matter to their community, prioritizing G20 and other strategically significant countries. He has built a robust network of partners and innovative social impact projects in more than 45 countries across Latin America, Europe, Africa, and the Asia Pacific that is empowering millions of people with the first-ever understanding of the true state of their society and the tools to drive change. He is responsible for the design and implementation of the strategy to position the Social Progress Index as a key resource in operationalizing and localizing the Sustainable Development Goals, developing relationships and projects with the World Bank, the T20, The Global Partnership of Sustainable Development Data, the UN system, and others.

Franklin holds a BA in Education from Universidad Latina de Costa Rica, an MBA and an MA in Project Management from Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología and a Master of Education and International Development from University College London (UCL). He is currently pursuing a Ph.D. at the Institute of Global Prosperity, University College London (UCL) in Prosperity Metrics.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: